Page 1
Estándar

Volver…

Ayer arrancó a última hora de la tarde la primera jornada de “Pensando y haciendo Medialab“. Aunque el primer encuentro oficial está programado para el jueves 13, se pensó que estaría bien aprovechar este día para reunir a los ya veteranos usuarios de los “Viernes Openlab” y abrir con ellos un debate sobre cómo han evolucionado estos encuentros y cómo les gustaría que lo hicieran en un futuro próximo.

Este grupo de personas ha contribuido a hacer de Medialab un verdadero espacio de encuentro, aunque de un tiempo a esta parte la realización de actividades conjuntas ha tendido a la extinción, lo cual no ha impedido seguir encontrándonos para “las cañas”.

La reunión de ayer consiguió reunirles a todos de nuevo para pensar conjuntamente qué puede haber fallado y qué se podría hacer para revitalizar sus colaboraciones en el marco de “los viernes”. Creo que fueron muy constructivas (y muy bienvenidas) las aportaciones y críticas de todos los usuarios, expresadas con la sinceridad que da la confianza de apreciarse y conocerse bien.

Estándar

Too much for my mind…

 Rosa y yo nos hemos animado a escribir un post conjunto. ¿No creemos en la muerte del autor y en la creación colectiva? Doing is believing :).

Al leer el post “pobre blog de mediación” nos hemos visto muy identificadas. Con la conexión a Internet se multiplican no sólo las cuentas, las adscripciones a redes, las claves de acceso, sino también las posibilidades de acceso a textos, teorías, iniciativas, proyectos… Nuestra capacidad de atención y concentración no es ilimitada y, al final, se fragmenta entre todos estos frentes.

Nietzche decía que la lectura no era para gente con prisas.  Hoy no nos acercamos a los textos como antes (profundizando en unos pocos). La tecnología influye en nuestras condiciones de lectura. Accedemos  diariamente a gran número de fuentes de información (y, con el hipertexto, además a varios niveles), pero las leemos de forma fragmentada y, a veces, dispersa.

¿Cómo enfrentarnos a una página de teoría filosófica que necesita 4 pasadas de scroll para leerse? ¿Sabemos más o menos? Hemos ampliado el espectro de nuestros conocimientos, pero los hemos reducido en profundidad. ¿Qué implicaciones tiene esto, además de una cierta frustración por no poder acaparar todos los frentes que se abren? Entre otras, una frecuente: que a la media hora de navegar por Internet se te olvida por qué habías entrado…

Aquí teneis a a Rosa & company reflexionando sobre el tema…

Estándar

Encuentro AVLAB Helloworld!: El escenario aumentado III … Qué grande…

Nuestra particular velada de la Noche de los Teatros no tuvo nada que envidiar a las otras actividades programadas para este día. Estoy segura, y no porque hable con conocimiento, ya que ha sido esta mañana cuando mi compi Rosa me ha informado de que fue ayer lo de la “noche esta”, si no porque de todos los encuentros AVLAB a los que he asistido (que ya son unos pocos) este es de los que más me ha gustado, por no decir el que más, sin desmerecer el trabajo de nadie, que conste. Y es que, en mi opinión, salió REDONDO.

La velada empezó con la muestra de Daniel Sánche Rodríguez, Daniel Shultz y Jelen Umlauf. Presentaron una vez más en Medialab su proyecto Colores, que dio sus primeros pasos en el marco del taller Helloworld: Creación escénica contemporánea y nuevas tecnologías. Tras su paso reciente por el teatro Pradillo, consiguieron hipnotizarnos una vez más con su mezcla de color y humor a partes iguales.

colores

Lo siguiente fue la presentación del proyecto de Jorge Cano (profe del taller Helloworld) y Anyuska Martín . Como aparece escrito en nuestra web, el proyecto consistía en: “Una propuesta de danza basada en la manipulación del flujo temporal en una secuencia de video”. Los movimientos de la bailarina eran grabados, procesados y proyectados a tiempo real, o casi. Y es que precisamente el retardo de los movimientos de la bailarina “proyectada” con respecto a la real era un componente esencial del proyecto, provocado (o lanzado) a partir de ciertos eventos generados por la música, el propio movimiento de la bailarina o el “manipulador”del software. ¿El resultado visual? Una bailarina danzando con su propia sombra (o sombras), cuyos movimientos parecían en ciertos momentos tener una autonomía real respecto a los de Anyuska. Increible: Sólo eche en falta una muestra (paradógicamente) en tiempo real del proyecto.

Juego en danza

Mientras los chicos de Demodrama Faces llevaban a cabo su “ritual de la calibración”, David, presentador del encuentro, coordinador e impulsor (por llamarlo de alguna forma) del taller Helloworld e incansable dinamizador cultural, nos entretenía con batallitas y curiosas observaciones: De igual manera que la revolución industrial pudo provocar la inquietud de los indefensos trabajadores ante la creciente apropiación por parte de las “máquinas”de sus tareas, ¿que se les pasaría por la cabeza a los del Ballet Nacional si vieran que con una sóla bailarina (y su sombra “x” veces duplicada) se puede realizar un montaje equivalente al llevado a cabo por un elevado número de bailarines? A la reflexión queda…

Y por fin más Demodrama, otro de los proyectos relizados y presentados en el taller Helloworld. A este proyecto le he visto de cerca nacer y crecer y le auguro una larga trayectoria. No sólo porque me parezca muy chulo, si no por ser un ejemplo paradigmático de colaboración. Propuesto por Enrique Esteban García, Patricia Esteban García e Ismael García Abad, a él se sumaron un importante nómina de colaboradores de diferents ámbitos, que enriquecieron con sus aportaciones una idea inicial que siempre estuvo abierta a ellos y que continuarán partipando activamente en él. Es muy emocionante ver trabajar a un grupo tan cohesionado e ilusionado como éste. No me quiero alargar mucho más con este post, ya que o no escribo o me paso. Soy un poco así. Sólo añadir que el proyecto explora las posibilidades de máscaras proyectadas (para más información sobre el evento y los proyectos presentados visitad nuestra web. En breve además el vídeo del encuentro).

Demodrama

Y hasta la próxima. De aquí en adelante más y más corto.